Sígueme por Email

lunes, 1 de septiembre de 2014

CUANDO LA FOTOGRAFIA Y LA PINTURA SE CONFUNDEN

Aprovechando que he pasado unos días en plena campiña francesa, he aprovechado para realizar una serie de fotografías que hacía tiempo tenía ganas de hacer. Se trata de fotografiar la naturaleza desde una perspectiva casi más pictórica que fotográfica. Todas las fotografías están realizadas con un objetivo mítico para los amantes de la fotografía, un Asahi Pentax Takumar SMC 50mm f/1.4. Este tipo de focal permite desenfocar mucho los planos, lo que confiere fondos muy creativos y desenfocados. Además posee un bokeh (la calidad del plano desenfocado) muy bueno, que crea fondos muy suaves y "cremosos". Me parece un objetivo perfecto para este tipo de fotografía. En algunas imágenes he utilizado un filtro de densidad neutra, para contrarrestar el exceso de luminosidad cuando he necesiatdo utilizar velocidades lentas. También he utilizado un trípode y un flash disparado de forma remota.


Probablemnte con los actuales programas de retoque fotográfico se pueda llegar a resultados iguales o mejores a partir de una foto nítida, pero yo soy de ese tipo de fotógrafos que disfruta más estando en la naturaleza fotografiando que sentado en una silla delante del ordenador, así que todas las fotos son originales (con el retoque necesario de ajustes de exposición, algo de contraste y saturación, etc).
Espero que os gusten.